martes, 22 de abril de 2008

Burning Heart

Recibí hace pocas fechas la noticia, que a estas alturas ya será de público dominio, de la baja de Jose Antonio al mando de la Delegación coruñesa.
Espero que este no sea el final de los días de JOMARA al mando del baloncesto coruñes, y que sea su músculo cardíaco el que le obligue a salir así, de súbito, de un puesto donde ya llevaba un lustro.
No sería justo que tras estos cinco años de decisiones, unas buenas y otras (y cuánto) malas, tenga que irse de una manera tan fría y aséptica.
Como el mismo dijo en su última aparición pública, el día que todos consideremos que deba irse, se irá. Pero quitando mi látigo fustigador (en algo hay que pasar el tiempo, y como usted bien dijo, siempre son los mismos) la asamblea valora más positivamente lo logrado que lo marrado.
Que sea pues su final al frente de nuestro baloncesto el final que usted quiera, o el que le pidan los representados, y no se escriba en un informe de un cardiólogo.
Para ello, mucha suerte.

PD: Puede que Vd no lo recuerde. Hace ya cinco años, en el ejercicio 2002-2003, su primer año al mando completo de la FCB, tuvimos ocasión de charlar en su despacho sobre la por entonces incipiente enfermedad cardíaca que acabaría con mi padre un par de años después, que hacían mella en mi hermana y que usted (ya por entonces) confesaba padecer en mucha menor medida. Yo no lo olvido, y por tanto, entenderá cuanto estoy identificado con lo que puede estar pasando por su cabeza. No interprete ironía de ningún tipo en este post. Yo, con esto, no hago bromas. Las heridas cicatrizadas son las más dolorosas cuando se reabren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario, a menos que vayas a poner algo como insultar, o decir chorradas, porque lo quitare. Asi ni pasas el trabajo tu, ni yo.