martes, 11 de noviembre de 2008

Infiel


Leo esta semana el blog de Pepu, quien, no sin maldad, hace escarnio del error del ahora televisivo jugador de poker y otrora sempiterno entrenador del Real Madrid y en su momento seleccionador, Lolo Sainz, que confunde "ave de paso" con "ave Fénix". Puestos a recordar errores, y con más maldad, no esta en el peor de la lista de los de Lolo, y repasando la lista de internacionalidades de Navarro y Gasol se entenderá lo que digo. Pero como también digo muchas veces, decidir es renunciar y la calidad de un seleccionador es esa, seleccionar. Los nostálgicos pueden recurrir a la hemeroteca y recordar de qué hablo leyendo este artículo, que para observadores, esta fechado justo antes de las olimpiadas de sidney, en el año 2000. Un año después de 1999, fecha que todo aficionado recordará porque España gano algo. Como ha cambiado la forma de ver las cosas de entonces a ahora...
Dejando de lado lo del ave fénix, dice Lolo muchas cosas con sentido en la entrevista, que podéis consultar aqui, como por ejemplo que hay muchos y muy buenos entrenadores españoles, sin tener que buscar a nadie de fuera.
Que nadie interprete estas palabras como un fanatismo patriótico, pero lo contrario, el papanatismo de pensar que lo de fuera es siempre mejor, es cada día más común en este país, a pesar de que pudiera parecer lo contrario. Hay clubes ACB que sistemáticamente apuestan por el jugador y por el entrenador de fuera, dándole ya de partida siempre mas valor que al de aqui. Y curiosamente, algunos de esos clubes están presididos por jugadores que en su día fueron nacionales, fijate tu.

Decía que lo había leído en el blog de Pepu, que puedes consultar aqui (Se omite el reciente acuerdo amistoso con el que ha llegado a la FEB para que le indemnice con 80.000 Euros, 80.000 euros que a capricho de un presidente tiene que aflojar ahora la caja común del ente federativo. Aunque suene a demagogia barata, piénsese por un momento cuántas cosas puede hacer una federación con 80.000 Euros, eso sí, sin VISAS por el medio...) y donde el propio Pepu se hace eco de algo que también nombramos en este blog en su día. Las asambleas federativas suelen ser engañosas balsas de aceite, donde todo se aprueba por aclamación y sin margen de maniobra, donde todas las habas están contadas y donde antes de empezar se sabe como se va a terminar. Como acertadamente escribe, Lo absoluto es inquietante. Se confude mucho en este país la discordancia con el ataque. En varias ocasiones he contado como siempre en mi vida he intentado ser escéptico de partida y escapar del pensamiento monocorde, como diría García, de "abrazar farolas". Hasta en el club donde estoy ahora, gestionado por amigos personales, esto me genera problemas, porque directamente piensan que soy un tocapelotas en muchas ocasiones. Pero no obstante, creo que la crítica debe aparecer siempre, circunscrita al foro adecuado. Es decir, los trapos se lavan en la cocina, no en la ventana, pero hay que lavarlos, porque el que hace cosas, se ensucia.

Personalmente, creo que un dirigente que no escucha las críticas fundadas de sus consejeros demuestra que es débil. Lamentablemente con el paso de los años parece que en todos los estamentos de la vida el poder desemboca en eso, en no escuchar. Y muchos acaban, por pusilánimes bailando ese agua, "no vaya a ser"

Ese "no vaya a ser" acaba en vendettas personales, en vetos, en "a mi no me dimite ni Dios" y en dirigentes que toman los organismos donde estan de prestados como suyos. 80.000 Euros son una penitencia menor por un capricho de esos, por poner un ejemplo.

Asi, la fidelidad se entiende como el silencio, el pasteleo de mesa y mantel y el falso compadreo.
Hay algo que desliza en una frase Lolo, algo que suena al absolutismo de hace siglos "el estado soy yo". Para ser fiel a la federación, tienes que ser fiel a su presidente. Es decir, no puedes pensar distinto a el, porque la federación es el. O sea, el baloncesto, es el.

En su día hablé aquí de cuantos problemas tuve con el anterior delegado de la coruñesa, por motivos parecidos a los citados. Yo no tengo una bola de cristal y no se que va a ocurrir en los próximos meses. Imagino que se cometerán errores, porque no comete errores el que nada hace, pero entiendo que se escuchará a los que siempre nos quejamos. Al menos, yo he podido sentarme a tomar café y arreglar el mundo el pasado viernes con el delegado, tengo su móvil, tiene el mío, tengo su email, tiene el mío, y hablamos con fluidez cada vez que nos encontramos o bien en su oficina o bien en una de esas canchas en las que perdemos todo el fin de semana. Particularmente, para mi, eso era sencillamente ciencia ficción hasta no hace mucho, asi que creo que a priori, hemos ganado en el cambio....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario, a menos que vayas a poner algo como insultar, o decir chorradas, porque lo quitare. Asi ni pasas el trabajo tu, ni yo.