martes, 12 de mayo de 2009

Dicen que se ha muerto Garibaldi.*


Viene esto a cuento por los 60 años que cumple el Estudiantes, quizá una de las mayores "Rara habis" del mundo del deporte. Si bien hay otros muchos clubes que lo son entendidos como tal (Como Badalona) el caso de Estu es ciertamente único, yo creo. Cuando yo trabajaba en una agencia de periodistas, el director solía decirme "si no vales para otra cosa, te hacen periodista deportivo", algo que a mas de uno y de dos que allí trabajaban les sentaba como una patada en los webs. Hace unos meses, cuando el Tau venció en la copa del Rey, oí comentar a un periodista deportivo "el ejemplo de trabajo de cantera que es el Tau". Hombre, dejando aparte que se trata de empresas profesionales y que cada uno mira por sus intereses de la mejor manera que entiende posible, y desde ese punto de vista, toda política es buena si el resultado es bueno, me tengo que partir de risa cuando se me identifica ese tipo de trabajo con el trabajo de cantera.
El trabajo de cantera, en sí mismo, es trabajo para tontos, porque inviertes tiempo, dinero y esfuerzos en algo que no te dará frutos, y si te los da, será a largo plazo. Y encima, con alta probabilidad de que esos frutos te los pique algún pájaro. En ese sentido, el camino más corto suele ser el adoptado por la mayoría de los Clubes profesionales, conseguir lo ya hecho y traerlo para aquí.
Conste que en mayor o menor medida hasta los clubes con más reputación "canteril" pescan en todo tipo de mares. No hace mucho que cierto club ACB vino a esta ciudad a buscar a un prometedor jugador....de once años. Un año más tarde y despues de tener a ese jugador en nuestro infantil B, ya podemos ponerle la etiqueta "de nuestra cantera" como si fuese una naranja clementina y listo. O sea, que al final, esto es un proceso de fagocitación continuo, como una cadena trófica donde un pez grande se come a uno chico.
Personalmente opino, como dije en su día el post dedicado a los juguetes rotos, que (parafraseando a los Birds) para todo hay un momento, y me gusta mucho esa frase que viene en los extractos del banco "beneficios pasados no son promesa de rentabilidades futuras". Yo no creo que sea positivo que a un crio de 11 años no lo eduque su familia por un supuesto futuro baloncestístico. Ricky Rubio, hay uno. Y esto de las naranjas clementinas también lo hace el estudiantes y lo hace todo bicho viviente que puede. Dicho esto, al menos es cierto que estudiantes puede hacerlo porque tiene donde meter a ese chico, tiene una pléyade de equipos base, una eternidad de chicos y chicas en categorías inferiores y un primer equipo donde, efectivamente, alguno acaba jugando. Algo parecido al Joventut, con la particularidad del Ramiro y lo que ello conlleva.
Otros fichan a un jugador, lo ceden para que lo formen otros y luego, si es menester, lo suben a su primer equipo...sobre todo si el apellido es exótico. Cada uno con su cuento. Pero son trabajos distintos. El Tau invierte ahora millones en una espectacular ciudad deportiva con pista de hielo, centro comercial y qué se yo, pero hace un par de años, el entrenador del único equipo filial (que juega en autonómica) me decía en un clinic que en 3 años nunca había cruzado ni una sola palabra con el primer entrenador del ACB....




*Para aquellos que no lo sepan, Garibaldi es el esqueleto del laboratorio del Ramiro. Aqui se habla de el, en el blog de Pepu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario, a menos que vayas a poner algo como insultar, o decir chorradas, porque lo quitare. Asi ni pasas el trabajo tu, ni yo.