viernes, 18 de febrero de 2011

Inglorius bastards














Se quejaba Ettore Mesina-el hombre de las 44 finales- en una entrevista en ese medio sin par que es el diario Marca que "los españoles tienen un problema con internet. La gente no me dice nada cuando me ve en la calle, y ustedes creen que respeto las opiniones de quien no da la cara y aprovecha internet para decirme cosas que fuera no me dicen. Un medio dice que mañana estoy cesado y el mismo periodista, en otro medio, que estoy renovado. Los españoles tienen un problema con esto".
Dejando aparte la guasa que puede tener que un italiano de lecciones de moral nacional a un país (tienen el presidente que tienen, aunque de eso nosotros llevamos dos decadas bien serviditos) si que tiene razón el mister con lo de que aquí tenemos un problema con internet.
Antiguamente, no hace tanto, cuando la pila TCP/IP era un concepto de laboratorio y no estaba implementado en la ROM de una nevera, la gente vomitaba sus peores tripas mentales en las puertas de los W.C.
Asi, los meódromos eran un espectaculo de graffitis, amenazas, caricaturas, números deléfono que prometían prácticas parafílicas de todo tipo y alusiones a la
masculinidad del profe de turno o las preferencias de cama de la jefa de departamento de moda. No pasaba de ahí y hasta levantaba una sonrisilla picarona mientras uno cerraba su asunto con Roca.
Hoy en día la aparición hasta en la sopa del 'interné' ha cambiado las reglas del juego, si es que las hubo, y el deporte nacional de este puto sitio, la rajada, adquiere tintes olímpicos. Nunca tan fácil fue vomitar mierda. Nunca tan fácil fue la delación, la amenaza, la calumnia y la traición, y sobre todo, nunca fue tan gratis.
Lo que antes era una puerta de water hoy es un dominio, con su orgulloso webmaster analizando sus stats y su creciente número de visitas, poníendose palote con esa notoriedad que da la mediocridad y la burrada gratuita, al estilo de alguien importante, como felatriz de famoso, concursante de Gran Hermano o algo así.
En España de toda la puta vida se nos ha dado de cine esto de apuñalar sin escrúpulo. Las cunetas (mal que pese a algunos) se llenaron en su día de gente ajusticiada sin pudor por un dedo acusador, tan culpable como el dedo opresor del gatillo. El compañero de taberna, el vecino, aprovechaba la conyuntura de arrimarse al que en ese momento tenía la pólvora para la inquina, la venganza o la apropiación de lo deseado, bien fuera terreno o prójima. Mucho antes, se quemaba por brujería, y mucho antes, nos inventamos algo tan cojonudo como la inquisición para quitar del medio al que molestaba.
Ahora que la inquisicion cambia de medios y tiene tertulias en la TDT seguimos practicando nuestro deporte favorito. Nuestras miserias, nuestros odios, nuestras envidias mas anidadas como tenia solitaria en la tripa más oscura y maloliente, salen en los foros de mil webs y sobre todo de alguna muy conocida. De la naturaleza humana no espero nada, hace tiempo. Mientras exista el ser humano, existirá la traición y la miseria, porque se inventó en el primer mes de enero.
Lo bueno de las puertas de water es que cada poco venía un sufrido conserje o una sufrida limpiadora y borraba todo rastro de la bilis vertida. Lo malo de los foros anónimos, es que en muchas ocasiones no hay limpiadores ni conserjes tan eficientes. Más de uno que como digo, se pone palote con el número de visitas, importando poco a quien se lleven por delante esta vez, como se lleva haciendo desde que el mundo es mundo.
Decía mi padre que 'el trato que dás, recibirás' . A ver si es cierto, papa. Que a alguno le hace mucha falta.

2 comentarios:

  1. Canto ai de verdade neste artigo. Eu tiven a mala ocurrencia de entrar nun foro deste tipo, por curiosidade e porque se verquian falsedades sobre o noso clube. Pois ben fixen unha serie de rectificaións e claracións sobre algun dos comentarios que ali se dician, o que me deixou perplexo foi a facilidade coa que un "Invitado" pode soltar todo tipo de falsedades, medias verdades e estupideces ocultandose no anonimato e co consentimento do que debe controlar.
    Pero non e menos certo que esto existe porque incautos coma min, son participes e leedores deste tipo de basureiros verbais, onde aflora con forza o pero dos pecados a "Inorancia" como diria meu tio Manolo.
    A aprendizaxe non é un camiño de sentido único, pois eu aprendin a "Inorar" os que non teñen nada intelixente que dicir.

    ResponderEliminar
  2. Confirmo, que además tenemos el defecto de la curiosidad, leo a Javier, y sé perfectamente donde tengo que leer, por segundo estuve tentado de denunciar la cobardía del anónimo, que en el fondo leyendo, escrudiñando, encajando resultados y con dos llamadas de movil, termina con nombre apellidos y DNI. Al final mejor callar, y repetirse no vuelvas, no vuelvas.

    El defecto de contestar, lo cometí hace un fin de semana, por otro mediático tema, el estúpido consuelo, de muchos pulgares verdes, no compensa el error, la cosas a la carita.

    Pero es curioso, al final y igual que las tertulias escandalosas, que estoy convencido que en el fondo son programas de humor (prefiero mil veces "dando caña" que el "club de la comedia" más espontaneo y por supuesto más irreverente, el primero, me refiero) a lo que voy la telebasura y los foros anónimos se rigen por lo mismo cuota de mercado, curioso.
    Como pongas un foro que te identifique con el facebook no entra ni uno mismo. Mira el de Xiria.

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario, a menos que vayas a poner algo como insultar, o decir chorradas, porque lo quitare. Asi ni pasas el trabajo tu, ni yo.