miércoles, 29 de junio de 2011

QUO VADIS?



Quise esperar hasta hoy para escribir en estas líneas ltras cenar la noticia de la marcha del Director técnico, algo que nos temíamos desde el domingo. Tras el esperpento vivido en la pasada asamblea de nuestro baloncesto, y lo ya contado, igual es hora de rajar un poquito.
Tuve el tiempo, las ganas y la suerte de poder redactar una enmienda al sistema de competición. Un sistema que a cualquier persona con dos dedos de frente le abofetea con sus injusticias, cafradas, métodos insostenibles y razonamientos pueriles en su mayoría. Por primera vez, que tiene cojones, la mayoría del basket gallego, grandes y pequeños, coincidía en el gran mojón que significaba la involución al dedazo, el ascenso y el descenso, aquella película que tuvimos que sufrir durante años. Así que me puse a redactar uno, no perfecto, ni el mejor posible, pero uno al menos más justo.
Asi le pareció a los asambleistas a quién se lo presenté, y uno de ellos, incluso, lo firmó. Otros añadieron cosas, modificaron otras. Otros presentaron alternativas en la misma línea.
Otros mientras discutían si eran galgos o podencos, pero allá cada cual.
Que se sepa, una enmienda no es una moción de censura. Ni una acusación. Ni un referéndum a una gestión. Una enmienda es una mejora, un cambio a algo propuesto. Si os ponemos académicos:

enmienda.

(De emienda).

1. f. Acción y efecto de enmendar.

2. f. Propuesta de variante, adición o reemplazo de un proyecto, dictamen, informe o documento análogo.


Nuestra federación se llenó la boca con un panfleto previo donde se citaba al seleccionador nacional y se pedía la colaboración de todo el basket gallego para la mejora con propuestas y vainas varias. Textualmente rezaba así :

"Iso si, este proxecto está aberto ás emendas que os Asambleístas da FGB desexen achegar para a mellora do mesmo. O baloncesto galego debémolo construír entre todos os que amamos este deporte
"

Pues manda carallo con lo que gustó la colaboración. Es la primera vez, yo creo, que se invita a la asamblea a alguien (una jurista, parece ser) para "defender" al presidente y demás colaboradores de la propia asamblea. El sarcasmo llega al punto de que esa señorita cobraría (imagino, no se) unas dietas y emolumentos de unos fondos de los que son 'paganinis' los propios a los que tumbó sus propuestas. Recuerden aquel chiste de 'si te zumbas a mi mujer, no te limpies al menos a las cortinas'.
No voy a entrar ni salir en el 'modus operandi' utilizado para desestimar las enmiendas en cuestion, incluido el peregrino, miserable , ruin e infantil argumento de quien presentaba la enmienda no estaba en el auditorio. Dudo del mismo. Dudo de casi todo lo que se perpretró alli, pero habrá gente con tiempo y conocimiento necesario para evaluarlo y tomar las decisiones pertinentes si ha lugar. Yo no voy por ahí.

Lo que de verdad me preocupa es que quien nos manda, (puesto por nosotros, ya no importa cómo) quien maneja nuestros cuartos, quien toma las decisiones que rigen nuestro baloncesto, se parapete tras un cargo, utilice tretas, argucias, o lo que sea, para imponer la suya sobre la voluntad popular a cualquier precio.
Me preocupan los 'rey sol' que asumen que los designios de la institucion que presiden son los suyos propios. Me preocupan las oscuras tuberías que hacen a una equipo dirigente perseverar en sacar adelante algo con la plena oposición de quienes los han colocado en el cargo y religiosamente recargan de fondos sus visas y solred para que les sigan dirigiendo.
No sé que turbio motivo puede haber para pensar un sábado por la mañana que 'hay que llamar a la abogada que esto nos lo tumban' cuando 'esto que nos tumban' no es ni mas ni menos que las reglas de nuestro juego. Como queremos que sea nuestro baloncesto. Y me da que pensar que todo esto se saque adelante con estos métodos de república bolivariana, que dice el otro, y llevándose por delante a una buena persona que pecó de querer cambiar algo con ayuda de muchos por el bien de todos. Aunque esto último, ya lo dije en cierta carta privada hace 4 años. Puedo hacerme a la idea de que se hizo con aquella carta. Menos mal que creo recordar, no era de papel reciclado, que irrita más la piel.

1 comentario:

  1. Un placer leer tus reflexiones como siempre, por desgracia no estoy demasiado al tanto de los cambios que se pretenden realizar en la competición así que poco o nada puedo aportar a un debate. Lo que si tengo claro desde hace muchos años (posiblemente ya desde mi época de jugador de formación, hace más de una decada) es que en el baloncesto en Galicia hay cosas que huelen mal desde siempre, y suelen ir en traje y corbata, pero vamos que no es algo exclusivo del basket, por desgracia es algo que está afincado en los organos de mando de cualquier organismo que se encargue de administrar el dinero de otros.

    Un saludo y gracias por ofrecer siempre una visión tan clara y directa sobre estos temas

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario, a menos que vayas a poner algo como insultar, o decir chorradas, porque lo quitare. Asi ni pasas el trabajo tu, ni yo.